Thursday, December 08, 2005

Pío Moa. Vuelve el fascismo redentor

Pío Moa. Vuelve el fascismo redentor

Este es un caso que se parece tanto a Federico Jimémez Losantos cómo se distingue de él: Ambos proceden -supuestamente - de la militancia antifranquista,Federico del PSUC, nuestro amigo Pío, Pío, en el FRAP (Grupo Terrorista de tendencias comunistas del que se rumoreó que , en realidad, era una agrupación derechista que buscaba la continuación del regimen fascista). Federico evolucionó del maoísmo stalinista al liberalismo conservador, Pío, Pio paso de ser un Comunista-terrorista a , igualmente, un liberal conservador.... hasta aquí todo es semejante... pero... Federico se fue a entrenar de guerrillero a China (es como para partirse el culo imaginarse a Federico con lo enano que es, pegando tiros mientras pone la jeta de loco del recluta patoso) y volvió facha...por el contrario Pío, Pío no se tuvo que marchar a China para volverse fascista simplemente esperó a que llegara la democracia... por otro lado mientras Federico fue víctima de un atentado terrorista (Los de Terra LLiure le pegaron un tiro en la pierna... ) Moa fue responsable (eso sí durante el Franquismo) de la muerte de 2 nacionales (eso creo) siendo visto por testigos rematando a uno de ellos con la culata de su pistola... y si no me creéis leerlo en propia "voz" de Pío, Pío:

En caso de que la pistola de Cerdán fallase y él –el policía- quisiera sacar la suya, pensaba destrozarle la mano de un martillazo. Era un hombre joven, de facciones agradables, que al notar nuestra proximidad se levantó en actitud amable, creyendo, según indicaba su expresión, que íbamos a preguntarle algo. En ese momento Cerdán le disparó, no recuerdo si una o más veces. Los estampidos sonaron poco fuertes, y una bala debió de acertarle en el corazón. La sangre, saltando a chorros, le empapó inmediatamente la camisa y llegó a la guerrera. La expresión de su cara apenas tuvo tiempo de cambiarse en mueca de horror. El hombre cayó, despacio al principio, derrumbándose sobre su costado derecho. La escena era espantosa. Cerdán dijo: «Venga, vámonos», y salió. El cuerpo del policía, quizá ya cadáver, tapaba la funda de su pistola. Me incliné sobre él, lo volteé ligeramente para poner la funda al descubierto, y, procurando emplear los nudillos y no las yemas de los dedos, para no dejar huellas dactilares, la abrí y extraje el arma (…) No hubo, por tanto, martillazo, aunque algunos testigos, viendo desde atrás que me inclinaba sobre el cuerpo con un martillo en la mano, pudieron imaginar otra cosa”

Al igual que Federico, Moa odia todo lo que huela a izquierda, a centro o incluso a derecha civilizada. No sólo es que odie el comunismo (en lo que se refiere a Stalin podríamos esta de acuerdo) sino que odia todas las ideas que no sean - no ya conservadoras- ni reaccionarias. Pío, Pío, al llegar la democracia y más concretamente, el PSOE, vio claramente como podía sacarse sus pelillas (incluso el mismo se ha asustado con lo que ha logrado) reinscribiendo la historia para una derecha que estaba en francas dificultades para , algún día, llegar al poder, Así, es como un tío que lo único que había hecho en la vida (intelectualmente hablando) había sido trabajar de bibliotecario en el ateneo de Madrid (lo que le facilitó el acceso a documentación) paso a dedicarse a eso de ser... "Historiador". Moa, pragmático y muy ágil, aplicó las leyes del mercado a la historia y al statu quo de la política ¿De qué había demanda por parte de un sector político y social extremadamente poderoso y adinerado? Pues de una historia "acomodada a su fines", de una historia de la que no avergonzarse en democracia. Así Pío, Pío, un buen día parte de una tesis "La izquierda es la culpable de la guerra civil y , a partir de ahí, de todos los males de la sociedad no solo española sino mundial" que intentará refrendar hasta ahora. Cada escrito, cada texto que escribe va encaminado a la "dulcificación" del pasado del PP, que se quiera o no, es un pasado de fascismos y de fascistas y de elites sociales. Y con la cosa de ocupar un espacio (fíjese que tontería) que a cualquiera con respeto por la historia le daría vergüenza ocupar pues Pío Pío comenzó a vender libros, y libros y libros... a escribir en revistas y periódicos, que un día enloqueció y , a parte de forrarse que siempre fue su primer objetivo, pues se lo creyó, convirtiéndose en el nuevo adalid de la derecha.

Aznar , sin ir más lejos, le profesó su admiración y algunos historiadores como Stanley G. Payne (otro anti-izquierdista e historiador de "renombre") alabó lo novedoso de su perspectiva. En palabras de Payne:“El asunto principal no es que Moa sea correcto en todos los temas que aborda. Eso no puede predicarse de ningún historiador y, por lo que a mí respecta, discrepo de varias de sus tesis. Lo fundamental es más bien que su obra es crítica, innovadora e introduce un chorro de aire fresco en una zona vital de la historiografía contemporánea española, anquilosada desde hace mucho tiempo en angostas monografías formulistas, vetustos estereotipos y una corrección política determinante desde hace mucho tiempo. Quienes discrepen de Moa necesitan enfrentarse a su obra seriamente y demostrar su desacuerdo en términos de una investigación histórica y un análisis serio que retome los temas cruciales en vez de dedicarse a eliminar su obra por medio de censura de silencio o de diatribas denunciatorias más propias de la Italia fascista o la Unión Soviética que de la España democrática”.

El problema no fue que Pío Moa fuera reverenciado por la derecha más cavernaria sino que algunos historiadores , viendo la posibilidad de vender más libros, quisieron polemizar con él y , claro, eso es lo que Moa necesitaba y quería, más publicidad, más dinero y encima victimismo. No quisieron aplicarse, estos historiadores, la máxima de "no hay mayor desprecio que no hacer aprecio", pero no es menos verdad para algunos que "quien calla otorga". La verdad es que las puyas hacia Pío Moa por parte de algunos no estuvieron nada mal. Ahí van algunas:

Javier Tusell:

"Pío Moa es también autor prolífico y alejado de los medios académicos con los que mantiene vanamente la pretensión de polemizar. Claro está que es muy difícil hacerlo. Puede, como en su último libro, tomar una parte de la verdad y montar una tesis por completo desmesurada y que nos devuelve a los años cuarenta. Empieza, por ejemplo, por considerar que la CEDA no era nazi, para llegar a la conclusión de que la Guerra Civil comenzó por culpa de la izquierda en octubre de 1934. Pero, además, presume una conspiración desde comienzos de siglo de izquierdistas y nacionalistas y dice descubrir su capacidad destructiva... ¡en una sociedad secreta! Pero semejante extravagancia tuvo su eco en el calificativo "masónico" que Jiménez Losantos otorgó al discurso de investidura de Zapatero."

Francisco Espinosa Maestre autor de El fenómeno revisionista o los fantasmas de la derecha española (Ediciones Los Libros del Oeste), Espinosa ejerce de cirujano para diseccionar el por él llamado "Método Moa: un libro en 15 días".

Ni Pío Moa es historiador ni sus libros son de historia. En realidad estamos ante un simple propagandista y mediocre escritor al servicio del Partido Popular, al que se le ha encomendado la misión de mejorar la imagen que la derecha española quiere dar de sí misma y empeorar la de la izquierda. Para lograr dichos objetivos vale todo"

A lo que Moa - anteponiendo sus deseos de polémica a refutar sus tesis que tan críticamente desmontaba Espinosa- respondió:

"Es fácil percibir varios puntos débiles en el estudio La columna de la muerte. No está en mis posibilidades contrastar esos datos ni los métodos empleados, pero advertiré que, vistas las desvirtuaciones tan frecuentes del autor, y su evidente deseo de revolver bilis, sus datos ofrecen el mayor margen de desconfianza. Otros podrán hacer sobre el terreno las comprobaciones pertinentes".

Pero Moa no despierta las simpatías que despierta Federico, de Federico sabemos que está desquiciado por haberse (es mi teoría) sentido rechazado por lla gente que le rodeaba (me imagino que serían comunistas) de manera que acumuló tal odio que -inconscientemente- giró a la derecha en busca de venganza. Este personajillo Losantos merece nuestra compasión, por ser alguien enfermo de envidia, por ser un incomprendido y odiarse a sí mimo. Hay que comprenderlo. Pero es que el Tal Moa, es de otra calaña. Este tío es peligroso, muy peligroso. Sólo hay que ver su actuación cuando el la charla en la universidad Carlos III fue agredido (según la COPE y Libertad Digital) por un grupo de extrema izquierda. Yo que he tenido la posibilidad de ver el vídeo de la conferencia, no puedo ver otra cosa que -en todo caso - un intento de reventar la intervención de Moa tirando pasquines y gritando a favor de la república, intento que fue aplastado por los "simpatizantes" de Moa que sacaron a empujones a esas personas, que por lo demás no llegaban a diez. La actuación de Moa ante estos "chavales" fue el seguir insistiendo en la provocación, -como vino haciendo durante su discurso en el que defendió que la Guerra Civl fue comenzada en 1934 por la izquierda- y lanzando proclamas tipo "estos caballeretes -en tono despectivo-" , "esto es el espíritu de la checa" y cosas por el estilo. No justifico la actuación de esos "caballeretes" más que nada por que alientan lo quiere Pío Moa, LA POLÉMICA.

El vídeo de la conferencia está disponible en emule pero , para ahorraros el esfuerzo y las arcadas por ver al pajarraco ,os resumo las fantásticas teorías de Don Pío, Pío (Fuente Losgenoveses.net)

SOBRE EL FRANQUISMO

"Franco dejó un país próspero y modernizado..."

"La dictadura de Franco nació de una guerra provocada por las izquierdas, que por desgracia conservan demasiados ramalazos de aquella época. Pretendió al principio ser una alternativa, no sólo a la revolución, sino a la democracia liberal, pero, a pesar de sus éxitos económicos y otros, su receta se fue agotando ella sola, y al final, en el seno mismo del régimen, se impuso la salida democrática..."

SOBRE LAS MANIFESTACIONES CONTRA LA GUERRA

"También en la campaña actual supuestamente contra la guerra está presente la mentira en un grado asombroso, como puso de relieve el manifiesto leído por Almodóvar, Leonor Waitling y Fernando Fernán Gómez (toda una actuación). El manifiesto tenía la clásica factura soviética..."

SOBRE "NUNCA MAIS"

"¿A cuántos gallegos representa Nunca mais? A mi juicio se trata simplemente de una banda de cacos y alborotadores que están perjudicando seriamente los intereses de Galicia. "


SOBRE LA HOMOSEXUALIDAD

"En la exhibición homosexual interviene el negocio, por supuesto, pero también otro sentimiento más turbio: la necesidad de muchos, que no asumen su tara, por verla lo más extendida y abierta posible: mal de muchos, consuelo de tontos."

SOBRE LA MUJER

"Muy lentamente nos vamos percatando de hasta qué punto la función tradicional de la mujer es esencial para mantener la cohesión familiar, la transmisión de la cultura y, en general, la salud mental colectiva. Y no hay que ser ningún lince para ver la relación entre la ideología feminista y la disgregación de la familia..."

SOBRE LAS CAMPAÑAS DE EDUCACIÓN SEXUAL

"Es indudable que los programas televisivos, por ejemplo, están diseñados por putas y macarras en una proporción muy elevada, y lo mismo la publicidad, y en buena parte la política. Esto de los preservativos en los centros de enseñanza es una buena muestra, aunque a mi juicio se queda a medias: ¿por qué no habilitar en los institutos, y obligar a hacerlo en los colegios privados, habitaciones donde la muchachada y el profesorado de ideas avanzadas puedan "hacer el amor"? ...

El problema de todo esto no es que lo diga, que para eso esta la libertad de expresión, ni que se lo crea, sino que este personaje no tiene ni puta gracia. Ni puta gracia. Es más, al contrario que Losantos y Vidal a los que se le nota cultura y saber escribir, Pío Moa no es un intelectual, ni si quiera un periodista de tras al cuarto o un escritor novelesco de cierta calidad, no, Pío Moa, escribe muy vulgarmente, vamos que da asco leerlo, parece no repasar ni sus textos (más o menos como yo pero con más pecado porque yo no intento sentar cátedra ni gano dinero escribiendo) ni sus investigaciones. Yo jamás he acabado un libro de Pío Moa, si es cierto que me he acercado a ellos por curiosidad ya que estos tienen un buen marketing: título polémico, cuidadas tapas, atractivas fotos... pero es abrir el libro y eso empieza oler mal. No hay nada de historia, se dedica a coleccionar recortes de periódicos y citas de políticos para "tejer" un relato muy subjetivo que nada tiene que ver con la historia. Encima, el pajarraco de él, es un botarate escribiendo. Muy malo pero tu puedes partir el culo si estás fumado. Pero recordad ¡hay que estar fumado! porque este tío no tiene ni puta gracia, ni puta gracia...Personaje peligroso que diría José María García.